Publicado el

El Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio se transforma en el Manhart Giulia QV600

El Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio fue una de las condiciones expresas de la marca italiana a la hora de desarrollar la nueva berlina del segmento D, una opción muy deportiva cuyo único rival por excelencia ha sido el BMW M3. Los de Arese no consideraron otro más que el bávaro, poniendo encima de la mesa un digno competidor cargado de tecnología.

Esta cualidad, sumada a su belleza natural, ha hecho que los alemanes de Manhart Performance sucumban a sus encantos y pasar por las manos de sus especialistas en tuning, que han implementado cambios en el plano estético, interior y en el apartado mecánico. La berlina de Alfa Romeo se ha transformado en el Manhart Giulia QV600, gracias a un paquete que pone un toque más bruto y agresivo, especialmente en la parte trasera, destacando por los pilotos oscurecidos.

 

Manhart Giulia QV600, la berlina italiana pasa por manos alemanas

La pintura negra y las rayas amarillas que visten la carrocería, destacando piezas clave como el imponente difusor aerodinámico, el área de los escapes, las tomas de aire del paragolpes delantero -en el borde inferior, cuenta con un spoiler de labio de fibra de carbono a la vista- y en el aro de las llantas de aleación de 20 pulgadas, cuyos radios están pintados en negro. Están montadas en neumáticos de medidas 255/30 delante y 295/25 detrás.

A pesar de que estas ya destacan por sí mismas, lo hacen aún más por quedar a ras de los arcos de los pasos de ruedas, ya que se ha rebajado la altura de la carrocería al suelo unos milímetros, pero no se han retocado ni la dirección ni los frenos. Y eso a pesar de que Manhart sí ha hecho modificaciones en los turbocompresores y la unidad de control central para llevar la potencia máxima del motor V6 biturbo de 2.9 litros desde los 510 CV y 600 Nm originales hasta nada menos que una potencia máxima 662 CV y 790 Nm de par motor máximo.

Manhart asegura que el cambio automático de 8 velocidades tampoco se ha modificado para el mayor par motor. Lo único que ha hecho además de señalar que sus prestaciones son mayores que las del Giulia Quadrifoglio normal -de cero a 100 km/h en 3,9 segundos y con una velocidad máxima de 307 km/h- pero manteniéndose en su línea de no señalar más detalles de tal aumento.

Foto Manhart Giulia QV600 - interior